La motivación que des-motiva!

“Nacer con una discapacidad no significa ser discapacitado”

Los que ya me habéis visto en alguna conferencia, taller o curso conocéis la historia detrás de esta afirmación. También sabéis cómo este lema me ayudó durante años a superar innumerables obstáculos y forjar un espíritu luchador y ambicioso.

En este articulo me gustaría tratar con la otra cara de la superación personal – precisamente con la decepción que podría llegar a generar y por ende la desmotivación.

Y os preguntaréis cómo puede ser que el afán de superación tenga una cara “negativa”?!

Depende de las necesidades/expectativas que queremos satisfacer… Y como siempre os lo intentaré explicar a través de mi propia experiencia:

Resulta que el hecho de ser una persona tan luchadora y ambiciosa me empujó a inventar otras afirmaciones motivadoras con la finalidad de ayudarme a ser más luchador todavía. Afirmaciones como:

“Puedo hacer lo que hace todo el mundo e incluso mejor…”; “El cielo es el limite…”; “No soy minusválido soy único y especial…”.

Afirmaciones que en muchas ocasiones no tenían ninguna base científica (poco realistas) sino una necesidad interna de demostrarme a mi mismo y a todo mi entorno que yo valgo. Que yo puedo hacer las cosas como ellos.

Solamente más adelante en mi vida, después de comprobar que a veces yo no puedo hacer mejor lo que hace todo el mundo y/o ni siquiera puedo hacer lo que hace todo el mundo. Después de “darme con la pared” (o con la realidad) en numerosas ocasiones, entendí porque me sentía tan mal y bloqueado ante estas situaciones. Me sentía tan mal porque mi respuesta solía ser machacando y tratándome mal pensando que “No valgo para nada..” O “cómo es que no puedes hacerlo?!…” etc.. Pensamientos que remitían a sentirse decepcionado de mi mismo y en consecuencia emergía la des-motivación. 

A partir de allí descubrí también que había una correlación entre aquellas afirmaciones (a veces poco realistas) y mi necesidad de demostrarme que valgo. Correlación que se puede describir a través de la siguiente formula/frase.

Avi vale (tiene valor) cuando demuestra a si mismo y a todo su entorno que puede hacer las cosas como ellos o mejor.

A raíz de este descubrimiento me surgió la pregunta: Y qué pasa si no soy capaz de satisfacer estas necesidades? No valgo? Allí me he dado… allí entendí que había creado una condición poco favorable para mi auto-valía (autoestima).

Tomar consciencia de esa condición hizo que se me abriera un acceso escondido en el camino de mi propio autoconocimiento. Acceso a un nuevo sendero. Sendero lleno de nuevos aprendizajes y descubrimientos sobre mi mismo, sobre auto-aceptación y auto-compasión.

Entendí que la auto-motivación sin auto-compasión me podría llevar a la auto-destrucción!!

Para resumir diría que solo cuando tomo consciencia que las creencias que me han ayudado a superar numerosos obstáculos a lo largo de mi vida a veces ya no me sirven en su formato actual, es cuando me considero más preparado a proceder a cambiar los.

Y tú ¿cuáles son las afirmaciones que te han ayudado a superar adversidades en tu camino?

A cuáles de ellos crees que si les introduces un cambio pequeño en su formato actual te podrían servir aún más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies